Quienes Somos

Somos una agrupación de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNLP que nuclea un grupo de personas, las cuales se sienten identificada con ciertos principios. Buscamos el consenso a través de la discusión democrática y participativa, pero nunca perdiendo la esencia de dichos principios, y de una organización orgánica dentro de la agrupación.

En nuestra democracia participativa, una agrupación es la herramienta para coordinar y llevar a cabo aquellas actividades que surjan como manifestación práctica de los ideales que sustentan la agrupación.

Somos Franja Morada, una agrupación reformista. Esto significa que nos identificamos con los principios que en el año 1918, los estudiantes de la ciudad de Córdoba, proclamaron por primera vez, para el Sistema Universitario; el cual es hoy un ejemplo vigente, no sólo para la Argentina, sino para toda América Latina.

Es una agrupación académica porque busca delinear programas y planes de estudios con calidad científica, desarrollando ciencia y tecnología no solo para lograr mejores profesionales sino para que la Universidad aporte sus técnicas y conocimientos a mejorar la calidad de vida de la sociedad en la que esta inserta.

¿QUE ES LA FRANJA MORADA?

La Franja Morada es la agrupación estudiantil con mayor historia en Latinoamérica y mayor extensión en el territorio nacional tanto en universidades públicas como secundarios. Desde hace más de cuatro décadas se definió como brazo universitario del Radicalismo y con el retorno de la democracia en 1983 conduce la Federación Universitaria Argentina (FUA, órgano máximo de agremiación de los estudiantes universitarios a nivel nacional).

Es la heredera directa de la Reforma Universitaria de 1918, reivindicando principios tales como la autonomía universitaria, la libertad de cátedra, la educación pública, gratuita, laica, el cogobierno, la extensión universitaria. Pero también otros como la libertad individual y colectiva, la construcción de una sociedad más justa y la unidad latinoamericana entendiendo que la educación es la herramienta igualadora de los pueblos.

Hoy, en un país donde tan solo uno de cada dos jóvenes termina el secundario, donde la corrupción, la mentira y el enriquecimiento de los funcionarios de turno es constante, donde el sistema educativo en su totalidad se halla en crisis, hoy más que nunca decimos:

“no es el tiempo el que nos da el derecho a permanecer, sino muchas de las injusticias que nos dieron origen y que aún siguen vigentes…”

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.